miércoles, 12 de marzo de 2014

No quiero crecer mas.



Sabes un secreto? Todos creen que me acerco a los cuarenta… Pero es mentira, llevo treinta y ocho engañando a los humanos…

No quiero crecer porque no he terminado de mi lista de cosas a hacer.

Quiero volar sin alas para reírme de los que han de pisar la tierra, quiero ser pececillo del fondo abisal para beberme el agua de los tiempos. Quiero ser astronauta perdido en el espacio profundo para saludar a dios en persona. Quiero ser mentiroso, ruin, traidor y comerme el mundo para desayunar.

Quiero ser negro en áfrica, y abrazar a mi hermano el león. Y nacer bajo el imperio del sol naciente siendo emperador.

Quiero besar a Nefertari en la boca y despertarla de su sueño de siglos.

Quiero sujetar sobre mis hombros el peso del mundo y jugar con Ulises siendo niños. Quiero bailar con Macaco en Brasil rodeado de esas risas alegres y nítidas que solo ofrecen los niños que han sufrido nuestro mal. Quiero tocar la guitarra con Axel Rose y estar en una batucada en la puerta del Sol con quince años.

Quiero jugar con las canicas de los dioses y destruir un planeta, para luego crear toda una galaxia llena de vida.

Quiero hundir mis manos en las entrañas del infinito y desmenuzar sus secretos... Y llorar contigo mirando el firmamento, después de emborracharnos y hacer el amor.





3 comentarios:

  1. He reencontrado tu blog y veo que hace mucho que no escribes ¿ Has perdido la ilusión o es por falta de tiempo? Me gustaba leerte y , de paso conocerte un poco más, conocer esas partes que a las madres nos cuesta tanto conocer del interior del pensamiento de nuestros hijos. Espero que tus ocupaciones te dejen un ratito para que sigas con esos relatos, un poco catastrofistas, pero bellos con los que me hacías recordar a uno de mis ecritores favoritos , ya sabes de quién te hablo. Un besazo enorme cariño.

    ResponderEliminar
  2. Pues estás de suerte, a partir de los 40 ya no se crece, solo se decrece, y se sigue decreciendo hasta desaparecer. El secreto está en seguir haciendo esas cosas que te gusta hacer, y no dejar de hacer aquellas que aún no hiciste.

    ResponderEliminar
  3. Simplemente uno se cansa de hacer lo mismo siempre... y cambia el tercio por el botellin (jajaj chistaco de cervecero).

    ResponderEliminar