viernes, 1 de julio de 2011

Esto es ESPARTA!!


Ira, frustación, miedo. El maldito miedo se mete por sus huesos, mastica indistintamente tuétano y nervio, engulle carne, sangre y vísceras. Revienta en el corazón, hierve la sangre, anega el alma.
Pero ya no es miedo por el, ya no teme por su vida, el mero hecho de estar aquí enfrentado a hombres mejor armados, mas numerosos, mejor entrenados, ya le hace un héroe, al menos para sus dos hijas.

El terror, el verdadero terror es ser conocedor del negro futuro que las depara, la posibilidad de verlas pasar hambre, frió y miedo.Le convierte, solo por el insustancial merito de ser su padre, en un verdadero héroe.

La carga policial le envuelve, recibe por igual manera porrazos y  patadas. Pero enarbolando de nuevo su cartel, hincando rodilla en el suelo, vuelve a alzar la vista, su objetivo no son los policías, esta mas allá, el parlamento donde hombres sin escrúpulos hacen y deshacen sin su consentimiento el camino que su familia deberá recorrer los próximos años.

No es culpable de nada, jamas pidió a sus gobernantes que se enriquecieran a su costa, jamas les rogó que vivieran como reyes con sus impuestos, no quiso nunca que vendieran al mejor postor los servicios que tan pocas veces pudo utilizar. El solo les voto para que guiasen a su nación a un futuro mejor, ahora esos hombre arruinan su vida y la de sus hijas.
Se levanta sumergido en la rabia sangrienta del que ha sido engañado, la ira le inunda. Apenas avanza dos pequeños pasos cuando debe derribar a un joven policía que cae al suelo cual saco de patatas, no le mira, pero sabe que esta muerto, la caída sobre el asfalto ha sido brutal. Dos pasos mas y ensarta a otro lacayo de sus enemigos, al tercero lo enmudece con un contundente puñetazo que rompe casco, carne y hueso por igual.
No llega mas allá, un golpe tremendo le rompe el cráneo y lo derriba. Mientras la oscuridad inunda su cerebro se despide en silencio de su familia: "Hijas, yo hice lo que pude. Espero sirva para algo"

A mis primos Griegos (cuna de la civilización), lo siento mucho, de verdad.

Anemos no olvida. Brisha, Irnne, Sytar tampoco.
Un abrazo Dedalos.

Algo de bueno tiene no obstante vuestra lucha. Al igual que antaño aprendimos de vosotros la gran fuerza de esa sangre guerrera que tiene cada Griego, y copiamos sus Hoplitas preparando las huestes españoles con el mejor sistema de defensa que existió en la Europa reciente. Hablo por supuesto de nuestros Tercios, la falange de lanceros que aterrorizo Flande. Aqui correra la sangre, es nuestro sino y me apena ser conocedor de ello. Pero como dijo nuestro querido Capital Alatriste: "Esto es un Tercio Español".

3 comentarios:

  1. Y llegado el momento pintaremos nuestras calles de rojo y nuestros pechos del verde esperanza.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena analogía, en serio.

    Ante la lectura de este post una persona común pensaría en los 300 hoplitas que lucharon en las Termópilas para defender su tierra, un político pensaría en 300, como el nuevo límite para el sueldo mínimo interprofesional.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Un politico pensaria que soy un hijoputa que enaltece la furia y la ira del pueblo para acabar con la explendida vida que se esta pegando.... Y te aseguro que soy todas y cada una de esas cosas.

    ResponderEliminar