jueves, 12 de mayo de 2011

Africa

Esta semana he estado recordando mi juventud, cuando mis melenas volaban al son de Barricada y su "Africa".

Han pasado muchos años de aquello. Eran tiempos de promesa, donde se me prometio hasta saciar. 
Nos comiamos el mundo, al final hemos sido engullidos por el. Pero no me arrepiento de nada de lo que por aquellos dias contencio. Quizas, si volviera a nacer actuaria de otra manera, pero el espiritu, las ansias serian las mismas.
Hemos sufrido por el camino, es cierto, hemos sido heroes vencidos en nuestra propia pelicula. Actores de segunda en papeles de primera.

Todavia recuerdo cuando no podia salir de un bar y continuar al siguiente sin pararme dos o tres veces con colegas. Cuando los litros regaban nuestro gaznate, cuando con mil cochinas pesetas eramos los reyes del royo.

Tampoco puedo olvidar mi niñez, mis años de crianza, cuando las maravillas del mundo se despentaban una a una en mi largo camino.

Hoy aquellos tiempos pasados han sido dejados en el recuerdo. Una huella imborrable que ha dejado mella en nosotros. Ahora toca otro camino, tan largo y arduo como los anteriores, y en el que debemos entonar las antiguas baladas para animar nuestro espiritu.

Ni me rindo, ni me agoto, soy el mismo de siempre.

Abyss, Brisha, Irne, el Espectro del Pantano, Sytar. Y no en ese orden...

Suena a autoconvencimiento? Lo es.


Africa:

Inmovil al sonido del corazon ebano Africa
pidra verde esmeralda duelo de pasion
ojos que dan la espalda soñar esa ambicion
y volara directa al sol y volara directa al sol
escapara al borde de la eternidad

Termitas de metal comen la piel del mundo

donde el hombre chacal impone su voluntad
piedra verde esmeralda duelo de pasion
ojos que dan la espalda soñar esa ambicion
y volara directa al sol y volara directa al sol
escapara al borde de la eternidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario