miércoles, 30 de marzo de 2011

Asesinato en 8 mm

Con precisión quirurgica el brazo es arrancado, separando carne, tejido y hueso de su sitio original. El dolor es tan intenso que ni el aullido de dolor puede apagarlo. La criatura indefensa lucha por su vida, agazapada en su escondrijo, pero acorralada. 

De nuevo una pata de metal penetra en la madriguera y lacera el costado de la joven vida, abridose paso entre la carne. La sangre mana, la vida se escapa. El pequeño no entiende, chilla, grita, llora; pero el dolor no es aplacado por su madre, no esta para guarecerle, para arroparle, para susurrarle que ya ha pasado.

Las dulces palabras que hace poco escuchaba se han apagado por sus gritos, el terror ahora lo es todo y lo abarca todo. Ya solo espera que acabe pronto, pero no lo hace y la enorme pata vuelve a entrar en su diminuto cuerpecito, arrancando mas carne, dejando mas dolor. Vuelve a chillar pero nadie le escucha, y poco a poco se desvanece.

Otra lacerante estocada le despierta en agonía de dolor y sufrimiento, y como ultimo premio le arranca una pierna. Bañada en sangre la criatura llora y muere. 

Mama ha abortado.

Tenia la intención de poner una foto de esas que pululan por Internet que revuelven el alma. Pero ni yo he podido soportarlas.

2 comentarios:

  1. Hola! EXCELENTE articulo hay q decirlo NO al aborto.Te invito a revisar y seguir mi Blog "Esto lo digo YO" hoy publique mi
    4ta entrada, quizas te gusten... te espero, Avisa y te sigo! =)
    Gaby Belisario :*

    ResponderEliminar
  2. ostia, que relato mas durito...
    se agradece no hayas puesto esas fotos, porque no se a ti, yo solo de verlas, me cabreo, y mucho.

    saludos

    ResponderEliminar