miércoles, 26 de enero de 2011

Comunicacion 2.0


Recientemente hemos sido testigos de un levantamiento popular a la francesa de nuestros primos los tunecinos. Una rebelión fraguada en las redes sociales (comunicación 2.0 de la humanidad) y demostrada con tal fuerza en las calles que su presidente ha tenido que salir por patas del país, por desgracia no lo ha hecho con las manos vacías.

Ahora, apenas unas semanas después, esa misma protesta y con el mismo medio de comunicación se extiende a sus vecinos los egipcios. Un país donde tampoco existe una democracia real.

Esto mismo sucedió al caer la noticia de wikileaks y la detención de su creador, generando protestas a nivel internacional y usando las redes sociales como medio para hacerlas efectivas. Y más localmente hace apenas un día con el tema "leysinde" con la "futura" dimisión de Alex de la Iglesia y sus palabras en twiter.

A mi entender nos encontramos en un punto caliente de las comunicaciones y las relaciones humanas que nos cuenta que el poder del pueblo reside ante todo en la unión de ideas/pensamientos y en la comunicación de los mismos. Una rebelión de la comunicación que pone en jaque permanente a los poderes gubernamentales que tal a su aire han estado hasta ahora.

No menos importante ha sido el resurgimiento de grupos terroristas (hacktivistas) a través de estos medios y de la proliferación de protestas-atentado a las web de grupos anti-población.

Nos encontramos pues ante una guerra abierta y declarada, entre los antiguos poderes y las generaciones tecnológicas que se recrudece a medida que el pueblo tiene más conocimiento de la tecnología.

Es pues muy posible, que en una o dos generaciones nos encontremos ante la hecatombe comunicacional que releve por fin, y de manera definitiva, a aquellos que (todavía hoy) nos tachan de "brujos" por decir que la tierra es redonda. Y al igual que en antaño es nuestro deber demostrar a la humanidad que se puede avanzar hacia una convivencia más justa y plural.

Así pues, me uno a la protesta cybernetica de mis primos (tunecinos, egipcios, etc..) ante una sociedad arcaica e injusta. Y levanto mi e-voz para decir claro y ALTO.

!! Estamos aquí, estamos vivos, y no somos vuestros esclavos !!!

Espero, no obstante, que lo del Cairo no se convierta en un baño de sangre y que la presión de los jóvenes convierta ese país en el gran imperio que debería ser.

2 comentarios:

  1. ya veras como dentro de poquito empiezan a censurar las redes sociales y todo eso, amen si no lo estan haciendo ya.

    un saludo

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6/2/11 15:11

    Lo malo de estas cosas es que el "pueblo" sea el que sea, queda más pobre, ya que todos los que estaban en el poder aprovechan los jaleos para llevarse más de lo que pueden.Lo peor, los muertos inocentes que quedan en las cunetas. No tengáis miedo que las redes ya no hay humano que pueda con ellas ESO ESTÁ DEMOSTRADO. Besos

    ResponderEliminar