miércoles, 8 de diciembre de 2010

Solo

Desde el tiempo de mi niñez, no he sido
como otros eran, no he visto
como otros veían, no pude sacar
mis pasiones desde una común primavera.
De la misma fuente no he tomado
mi pena; no se despertaría
mi corazón a la alegría con el mismo tono;
y todo lo que quise, lo quise solo.
Entonces -en mi niñez- en el amanecer
de una muy tempestuosa vida, se sacó
desde cada profundidad de lo bueno y lo malo
el misterio que todavía me ata:
desde el torrente o la fuente,
desde el rojo peñasco de la montaña,
desde el sol que alrededor de mí giraba
en su otoño teñido de oro,
desde el rayo en el cielo
que pasaba junto a mí volando,
desde el trueno y la tormenta,
y la nube que tomó la forma
(cuando el resto del cielo era azul)
de un demonio ante mi vista.

Es curioso, se recurre siempre a los viejos escritos cuando no se sabe que decir...

Premio para quien sepa quien es el autor!!

3 comentarios:

  1. pues me da que esto lo escribio algun poeta rojo, con todos mis respetos eh

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja Rojo???

    Joder, esa faceta mia no la conoces aun. El SEÑOR que escribio esto es nada mas y nada menos que el grandisimo Edgar A. Poe

    Mi inspiracion y uno de los mejores escritores conocidos. Padre de un genero que nacio y murio con el. Señor indiscutible del terror narrado y un personaje de lo mas singular.

    Rojo no se si fue, pero merece la pena leerlo.

    ResponderEliminar
  3. demasiado te inspiro este señor, haztelo mirar,jeje. y si, fijo que era rojo.

    saludos

    ResponderEliminar