lunes, 29 de junio de 2009

Un dia de Playa


Enarlobando su rastrillo, como escudo un pequeño cubo de colores, de armadura solo su piel, carga contra el gran azul, la arena esta caliente, el sol radiante, el agua fría.
Su carrera se detiene. Plantada en la playa discute consigo misma cual es la mejor estrategia, será ese trozo o mejor este otro para defender, observa como discurre el agua. Se sienta y comienza a cavar, zapadora por momentos, general de sus ejércitos, crea y destruye una posición que le permita defender del líquido elemento su posición.
Allí llega otra ola, esta mas abundante que la anterior, anegándole su pequeño pozo. Llora, se enfada, pero no desiste. Comienza a cavar de nuevo, esta vez con mas ahínco.
Sabe que no puede vencer, es una batalla perdida, pero no se detiene y esta vez cava un hoyo mas profundo. El agua vuelve a arremeter contra su pequeña construcción, esta vez arrastra arena, y le vuelve la vuelve a llenar de arena.
Enfadada encorre a la ola, que ya se aleja, pala en mano, con su grito de guerra la golpea. “Mala, mala, mala.. Así no..”

Nota: Yo también quiero estar en la playa!!!!!

1 comentario:

  1. Mis "niñas" se han ido a la playica, y yo me quedo aqui tristemente trabajando..
    Bueno, que se le va a hacer. Por desgracia esta sociedad cruel nos obliga a hacer cosas que no deseamos.

    Pero tarde o temprano el se humano se dara cuenta de que no es feliz asi y entonces nos pediran a los soñadores que les contemos como se puede ser feliz.. Ese dia reinaran los niños.

    ResponderEliminar