miércoles, 29 de abril de 2009

La noches de Padre e Hija con Garbancito


Aqui, sentada en el sofa consigo descansar, estoy escuchando unas voces de fondo, EL CUENTO DE GARBANCITO!!! me alegra, me relaja y esta sonrisa tonta al escuchar Padre e Hija como narran dicho cuento y lo gracioso que estan los dos porque Garbancito va a comprar pan, LECHE y HUEVOS!!!! y despues de que garbancito se encuentre a una vaca, un oso, un pato, y un sin fin de animales........ a mi pequeña se le oye repetir el cuento, le encanta este cuento y que se lo narre su Padre, a Papa se le oye de vez en cuando bostezar, pero ahi esta, otra vez garbancito,dentro de su cansacio cumple como Padre y se le oye reir cuando nuestra pequeña le cuenta cosas de "mayor" porque ya no es pequeña......
Parece que hay llegado a una negociacion, mañana mas, jajajajajaja se acabo el cuento de Garbancito.
----------------------------------------------------------------------------------------------
Y el cuento real:
Érase una vez, un niño muy chiquitín. Tan chiquitín, tan chiquitín como un garbanzo; y por eso todo el mundo le llamaba Garbancito. Un día su mamá le dijo: -¡Garbancito, ve a comprar a la carnicería unas cosas!. -A lo que él contestó. -¡No, mamá, que como soy tan chiquitín las señoras no me ven y me pisan! -Bueno, entonces ve a llevarle el almuerzo a papá que está en el campo trabajando. -Ordeno la mamá. -Está bien, iré que eso sí que no tiene peligro.
La mamá le preparó el almuerzo y el niño lo cogió y se fue cantando y entonando esta canción: “Pachín, pachín, pachón mucho cuidado con lo que hacéis; pachín , pachín, pachón y a Garbancito, no piséis” -y así continuamente. De pronto, el cielo se oscureció y empezó una gran tormenta que hizo que Garbancito; ante tantos relámpagos, truenos y tanta agua; se escondiese en un campo de lechugas -¡Qué miedo! ¡Cuanto llueve!. ¡Si no me refugio, est agua hará que me ahogue! ¡Uy, mira cuantas lechugas, me meteré entre medio de una de ellas y el agua no me arrastrará!. -Pero, el chiquitín, no se dio cuenta de la vaca tan grande que por allí pastaba y comía con un hambre voraz. Se comió todas las lechugas del campo, incluso en la que estaba el Garbancito. Como se hizo de noche y sus padres no lo encontraban, se fueron a buscarlo por los campos y gritaban -¡Garbancito!, ¿dónde estás? -¡En la tripa del buey donde no nieva ni llueve! -Y otra vez lo mismo. Al pasar los padres al lado de la vaca, escucharon la vocecita de su hijito y para sacarlo de allí pensaron en darle de comer mucho, mucho, a la vaca y que saliera por donde vosotros ya os imagináis. Y así fue. Garbancito salió disparado todo sucio y maloliente. Lo lavaron y lo asearon. Lo abrazaron, lo besaron y de lo contento que estaba de haber salido de allí, comenzó a cantar: ¡Pachín, pachín, pachón mucho cuidado con lo que hacéis, pachín, pachín, pachón y a Garbancito no piséis. Pachín, pachín, pachón mucho cuidado con las vacas, pachín, pachín, pachón y menos mal que hacen "cacas".

4 comentarios:

  1. Paseaba garbancito por el bosque tan contentito,
    hasta que se encontro una vaca,
    ¿como hace la vaca?
    "Muuuu"
    -Muuuy buenas Garbancito, ¿donde vas tan contentito?
    -Al mercado, a comprar.
    -¿Y que vas a comprar Garbancito?
    -Pues pan, leche y huevos
    "pá, esche, HUEVOS"
    -Muy bien Garbancito, pues que te vaya bonito.
    Y Garbancito se fue por el bosque cantando la cancion de Garbancito
    ¿Y como es la cancion de Garbancito?
    "pá chin, chin, chin"
    Pachin, pachin, pachin
    mucho cuidado con lo que haceis
    "eiiisss"
    Pachin, pachin, pachin
    a Garbancito no piseis...
    "eiiisss"


    XDDDDDDDDDDD

    A ver si miro como añadirte de colaboradora para que no postees con mi clave.

    ResponderEliminar
  2. scarlett5/5/09 20:51

    este cuento si, jejejejejejeje

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9/5/09 3:05

    Que ilusión ver que los hijos recuerdan los cuentos que contaron sus padres y se los tramiten a sus propios hijos, a las nuevas generaciones.
    Es un manera muy bonita de contactar con los peques, y una ilusión cuando estás contandole el cuento y ves que lo repiten, por que han prestado atención, y pobre de tí, como se te ocurra desviarte del tema o querer añadir algo nuevo, que te dicen " mamá que así no es, que te equivocas".
    Felicidades por seguir la tradicción familiar.
    La mami.

    ResponderEliminar
  4. ME ENCANTA ESE CUENTO Y A MIS NIETOS TAMBIEN.

    POR CIERTO CUANDO ESTA DENTRO DEL BUEY DICE: EN LA BARRIGA DEL BUEY QUE SE MUEVEEE... DONDE NO NIEVA NI LLUEVEEE.

    UN BESAZOOOOOO

    ResponderEliminar