jueves, 11 de septiembre de 2008

A mi amigo el taxista

Ya lo dijo Descartes: ¡Taxi!, luego existo...

Ahh mi querido taxista, ni libre ni ocupado pero siempre en marcha.

De cuantas historias he disfrutado en tu blog, cuantas cosas he aprendido y cuantas cosas nos has contado.
Ahora me toca a mi, y como Dante yo también te debo una.

Agradecido estoy, pues tu blog me animo ha contar mis propias historias.
Así pues:
http://blogs.20minutos.es/nilibreniocupado

Digno de leer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario